El huevo, simplemente maravilloso

06 | 08 | 2019
El huevo, simplemente maravilloso

Probablemente todos hemos el visto alguno de los comerciales “que no te falte huevo” de la asociación Chilehuevos, que busca potenciar el  consumo de este alimento bajo el eslogan “rico, sano y nutritivo. La mejor proteína”. En muy pocas palabras resumen lo que es el huevo y los comerciales hablan de los beneficios concretos que éste nos reporta, por lo que muchos ya están familiarizados con él. Pero como también hay personas que prefieren informarse leyendo, en este artículo les contamos algunas cosas del huevo, partiendo por lo más básico: ¿qué es el huevo?


Gallinas en libre pastoreo o free-range

El huevo es la célula reproductiva de la hembra de muchas especies animales, como aves, reptiles, peces y anfibios, entre otras, por lo que tiene como finalidad la perpetuación de estas especies. De ser fecundado, alojará un embrión, que se desarrollará gracias a los compuestos nutritivos que contiene. Esto significa que el valor nutricional del huevo de gallina (de ahora en adelante sólo huevo) es enorme, porque es capaz de dar origen a un nuevo ser vivo por sí mismo.


Está formado por tres estructuras:

1. Cáscara: está constituida principalmente por calcio. Su color varía según la raza de la gallina y la concentración de pigmentos que se depositen, y no afecta la calidad ni propiedades nutritivas del huevo. Está llena de poros, pero tiene una cubierta externa que los cierra, la que dura 2 a 4 días después de la postura. Por dentro, existen dos membranas adicionales que también previenen el ingreso de microorganismos.

Huevos de colores diferentes, mismo valor nutricional

2. Clara o albumen: es transparente, pero si presenta alguna “nube” blanquecina se puede comer igual. Se distinguen dos tipos: la densa, que rodea la yema, y la fluida, cercana a la cáscara. Está compuesta por agua (88%) y proteínas (cerca del 12%), siendo de estas últimas la más importante la ovoalbúmina. Aquí se encuentran más de la mitad de las proteínas del huevo (con una riqueza en aminoácidos esenciales increíble) y está exenta de lípidos. También encontramos vitaminas B2 y niacina en mayor cantidad que en la yema.

3. Yema: parte central y anaranjada del huevo. Su contenido en agua es de aproximadamente el 50% y aquí están las principales vitaminas, lípidos y minerales del huevo, y por ello es la parte nutricionalmente más valiosa. Los carotenoides presentes en la yema son, además de  compuestos antioxidantes, los que le dan el color más o menos amarillo, que varía en función de la alimentación que recibe la gallina.

    Dada su composición, que por cierto está libre de carbohidratos, el consumo moderado de huevo reporta sólo beneficios, como los siguientes:

    - Dado que la proteína del huevo es de tan alta calidad, es una gran fuente de nutrientes en las primeras etapas de la vida, tanto a través de la alimentación de la madre como luego en el crecimiento de los niños. Permite a los deportistas ganar musculatura y a las personas de la tercera edad a contrarrestar su pérdida. Además, en mujeres mayores ha mostrado incrementar la densidad ósea.

    Beneficios del consumo de huevo en niños y ancianos

    - Es ideal para bajar de peso, ya que genera un efecto saciante, que permite seguir y cumplir la dieta.

    - Es uno de los alimentos de origen animal con menos grasas saturadas y no tiene grasas trans. En él predominan los ácidos grasos mono y poliinsaturados, como el ácido oleico, que reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y hepáticas.

    - La yema es la mejor fuente de colina, un nutriente esencial que, de no ser ingerido en las cantidades adecuadas, provoca problemas en el desarrollo y normal funcionamiento de nuestro organismo, ya que es indispensable para el desarrollo del sistema nervioso y del cerebro, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y mejora la actividad cerebral en la edad adulta (como la memoria en los ancianos).

    - Es una excelente fuente nutrientes, por lo que ayuda a cubrir los requerimientos diarios de vitaminas, como la A, B2, biotina, folato, B12, D, E y K, y minerales, como fósforo, selenio, hierro y yodo, todos involucrados en diversas funciones fisiológicas, como la prevención de procesos degenerativos, coagulación sanguínea, crecimiento corporal, protección de la piel, etc.

    - Protege y previene las cataratas y degeneración macular, gracias a su contenido de luteína y zeaxantina, pigmentos de la familia de los carotenoides (antioxidantes que se depositan en el ojo).


      El huevo protege el corazón

      Es tanta la evidencia científica relacionada a los beneficios que reporta para nuestra salud el consumo de huevos, que incluso ya se derribó el mito de que el máximo es tres unidades a la semana. Ahora la recomendación en adultos es de uno al día porque, además de no subir el colesterol, se ha demostrado no existe una relación entre el consumo moderado de huevo y el incremento del riesgo cardiovascular. De hecho, su ingesta puede ayudar a prevenir este tipo de enfermedades, tanto por su aporte nutricional como por reemplazar alimentos con mayor contenido de grasas saturadas y trans, que sí aumentan el riesgo cardiovascular.

      Pero los beneficios del huevo no se quedan sólo en su riqueza nutritiva, ya que, además de su bajo precio, ser fácil de masticar y digerir, sus cualidades organolépticas lo convierten en un alimento versátil. Porque es espumante, adhesivo, aglutinante, clarificante, coagulante y gelificante, colorante, emulsionante, aromatizante, da un acabado brillante, mejora la palatabilidad, prolonga la durabilidad, mejora la textura y es espesante. Todas estas propiedades lo posicionan como un infaltable en un sinnúmero de preparaciones, como las de suflés, flanes, aperitivos, tartas y glaseados, bollería horneada, panadería, pastas, aderezos, galletas, etc. ¿Te abrimos el apetito? Elige tu preparación con huevo favorita y disfrútala con más ganas que nunca.

      Receta con huevo: panqueques


      Referencia:

      - Instituto de Estudios del Huevo (2009). El Gran Libro del Huevo. Madrid.

        Artículos destacados